Vida Cristiana

Serie: Disciplinas Espirituales

Soy MUY distraída. Si me pasa una persona por al lado, me suena el celular o un pajarito comienza a cantar, mi atención se divide. Incluso, para poder prestar atención en los servicios dominicales de mi iglesia, he tenido que sentarme en la primera o segunda fila y crear el hábito de escribir lo que voy entendiendo del sermón. Y es que como seres humanos tendemos a distraernos con cualquier cosa y más si se trata de nuestra vida cristiana. Pero en la Biblia, hay unas disciplinas que nos ayudan a mantenernos firmes en nuestro caminar diario.

¿Qué son las Disciplinas Espirituales?

Las disciplinas espirituales son aquellas prácticas que se encuentran en las Escrituras que promueven el crecimiento espiritual entre los creyentes en el evangelio de Jesucristo. Son hábitos de devoción, los hábitos del cristianismo experiencial que se han practicado por el pueblo de Dios desde los tiempos bíblicos.

¿Cuáles son las características de las Disciplinas Espirituales?

1) Personales e interpersonales: Es decir que hay algunas que practicamos solos y otras que se dan con otros hermanos en la fe. Por ejemplo: oramos a solas (disciplina espiritual personal) y oramos en la iglesia (disciplina espiritual interpersonal o congregacional).

2) Son actividades: Lejos de ser actitudes las disciplinas espirituales son cosas prácticas o cosas que haces. No son cualidades del carácter ni fruto del Espíritu. Por ejemplo leer la Biblia, meditar en ella, servir en la iglesia… Todas estas cosas que haces son disciplinas espirituales. Pero el objetivo de esto no es de simplemente hacer cosas, si no de ser como Jesús que será producto de estar con Él. Estas actividades son parte de un corazón motivado a ejercitarse en la piedad. (1 Timoteo 4:7).

3) Son bíblicas: Esto quiere decir que son prácticas que Jesús y sus discípulos llevaban a cabo, por lo que no son cosas particulares de cada cristiano. Por ejemplo ilustrar las escrituras es un hobby para mí, que me ayuda en el desarrollo de algunas disciplinas espirituales como leer la Biblia, meditar en ella y memorizarla, pero el ilustrarla no es una disciplina espiritual.

4) Son suficientes para conocer y experimentar a Dios y para crecer en el carácter de Cristo: La Biblia dice en 2 Timoteo 3: 16-17, que “toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, que el hombre de Dios sea perfecto y preparado para toda buena obra “, lo que incluye la buena obra de llevar a cabo el ejercicio de la piedad, la buena obra de crecer en el carácter de Cristo. Las Escrituras son suficientes para eso. Todo esto significa que ningún ser humano puede llamar disciplina espiritual a una práctica que no está en la Biblia pues si fuese necesaria para la madurez espiritual y el progreso en la santidad, habría sido inspirado en las Escrituras.

5) Son medios no fines: Al final, es decir, el propósito de la práctica de las disciplinas es la piedad. “Disciplinarse a los efectos de la piedad” (1 Timoteo 4: 7, NVI). Y lo que no son según Dios sólo porque ponemos en práctica las disciplinas espirituales. Ese fue el gran error de los fariseos. Se sintieron al hacer estas cosas que eran piadosos. No, son medios para la piedad. motivado con razón, que son los medios para la piedad.

En el próximo artículo, conoceremos cuáles son las Disciplinas Espirituales.

¿Te ha aportado algo este artículo? Si tienes alguna pregunta o comentario, no olvides ponerlo más abajo 🙂

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Pinea la imagen y guarda el artículo en Pinterest

Hija de Dios por gracia y con una pasión por ayudar a jóvenes a lidiar con temas importantes de la vida cristiana y a compartir su fe en Cristo a través de las Redes Sociales. Actualmente forma parte del ministerio Integridad y Sabiduría manejando las redes y el website de la Iglesia Bautista Internacional, donde también sirve en el ministerio de adolescentes PaNaS.

Pin It on Pinterest