Conferencias

No soy una mujer verdadera

No soy una mujer verdadera. Eso es lo que más claro tengo después de este fin de semana.

Es muy difícil vivir conforme a la Palabra de Dios y reconocerlo es lo único que me puede hacer entender que sólo por la Gracia de Cristo y el poder de Su Palabra puedo llegar a ser algún día la mujer que Él quiere que sea.

Estoy muy agradecida por El Manifiesto de la Mujer Verdadera. Este manifiesto representa un reto para mi, porque me es fácil escribir y decir lo que puedo leer, pero es muy diferente el reconocer estas verdades y firmarlas en mi corazón.

El día de hoy (día 1 del manifiesto) debemos reconocer que “Dios es el Señor Soberano del universo y el Creador de la vida, y que todo lo creado existe para su deleite y para traerle gloria”. Luego de esta declaración nos hace la pregunta: ¿es la gloria de Dios tu pasión suprema?

Uff… Debo responder un gran No. Sí quiero vivir para la Gloria de Dios. Mi anhelo es ser una sierva suya que Él pueda mirar con agrado y deleitarse en su caminar. Pero he sido confrontada y he podido ver de nuevo que Dios aún tiene mucho que trabajar en mi. Aún hay en mi vida cosas en las que busco mi propia conveniencia y no la gloria de Dios. Y esto no se trata de exponer los pecados de nadie, se trata de reconocer que ¡NECESITO CADA DÍA MÁS DE CRISTO!. 

Les comparto esta experiencia del primer día para motivarlas a hoy primero de marzo, puedan iniciar los 30 días del manifiesto, que podamos comenzar el viaje juntas, reconociendo que será un tiempo en el que Dios nos guiará a ser Mujeres Verdaderas.

Una vez terminado (el 30 de este mes) les compartiré cómo ha sido. Espero recibir sus mensajes y comentarios de la obra de Dios en ustedes a través del manifiesto.

Puedes firmar el manifiesto aquí y descargarlo aquí.

Hija de Dios por gracia y con una pasión por ayudar a jóvenes a lidiar con temas importantes de la vida cristiana y a compartir su fe en Cristo a través de las Redes Sociales. Actualmente forma parte del ministerio Integridad y Sabiduría manejando las redes y el website de la Iglesia Bautista Internacional, donde también sirve en el ministerio de adolescentes PaNaS.

Pin It on Pinterest