Etiqueta: destacados

Serie: Disciplinas Espirituales | ¿Cuáles son?

Disciplinas Espirituales Vida Cristiana

Serie: Disciplinas Espirituales | ¿Cuáles son?

Como veíamos en el artículo anterior, las disciplinas espirituales son aquellas prácticas que se encuentran en las Escrituras que promueven el crecimiento espiritual entre los creyentes en el evangelio de Jesucristo. La idea de esta serie es la de conocer la importancia de que seamos disciplinados en la búsqueda de la piedad.

La libertad de crecer en la piedad – “para expresar de forma natural el carácter de Cristo a través de su propia personalidad – es en gran parte dependiente de un cultivo deliberado de las disciplinas espirituales.” (De la contraportada del libro de Donald Whitney)

A diferencia de los dones espirituales, que nos son dados a través del Espíritu Santo, las disciplinas espirituales son más como herramientas que nos ayudan en nuestro andar diario. Sin embargo, cada una de las disciplinas espirituales necesita tiempo para desarrollarse y de un esfuerzo intencional para ser parte de nuestra vida diaria.

Las disciplinas espirituales ejercitan nuestro espíritu, mente y emociones de manera que nos acercamos más a Dios. Nos ayudan a ver su voluntad para nuestras vidas con mayor claridad para que podamos vivir la vida que él desea para nosotros. Cuanto más practicamos estas disciplinas, mejor es nuestro caminar diario, y aumenta nuestra fe.

Las Disciplinas Espirituales facilitan el camino

Mediante la práctica de disciplinas espirituales también mantenemos nuestros ojos puestos en Jesús, pues cuando nos centramos en Dios, no dejamos que las distracciones que el mundo ofrece empañen nuestra visión. Nuestra vida encuentra una claridad cuando nos volvemos más disciplinados en nuestra fe.

Vamos a conocer las disciplinas establecidas por Dios que están diseñadas para ayudarnos a crecer en la piedad, lo que nos permite ser más y más conforme a la imagen de Cristo.

Las disciplinas espirituales por tipo son:

  • Disciplinas internas
    • Meditación
    • Oración
    • Ayuno
    • Estudio Bíblico
    • Journaling / Diario Bíblico
  • Disciplinas externas
    • Evangelización
    • Servicio
    • Administración de dones y talentos
    • Solitud
    • Sumisión
  • Disciplinas corporativas
    • Congregarse
    • Confesión
    • Adoración corporativa

Como las disciplinas espirituales son actividades, acciones o cosas que debemos hacer. hay dos grandes peligros que corremos al practicarlas:

  1. Creer que es un medio de salvación: aún la disciplina más fuerte no nos puede hacer más santos, pues el crecimiento espiritual es un regalo de Dios (Juan 17:17; 1 Tesalonisenses 5:23; Hebreos 2:11).
  2. Motivaciones incorrectas: El ser cada vez más disciplinados en nuestra fe es bueno, siempre y cuando dichas disciplinas son manejadas de manera responsable. A veces podemos nos quedamos atrapados en el desarrollo de las disciplinas mismas que nos olvidamos por qué empezamos a desarrollarla. Cuando se vuelve más acerca de la memorización de versos que aplicarlos en nuestra vida, o cuando se vuelve más una lista de cosas que hacer, no estamos usando nuestras disciplinas para desarrollar realmente nuestra fe ni para glorificar a Dios.

Las personas piadosas son personas disciplinadas. Siempre ha sido así. En mi experiencia personal, puedo decir que no pude comenzar a experimentar un crecimiento espiritual hasta que comencé a ser disciplinada espiritualmente. Por eso te invito a comenzar a hacer estas un hábito.

El libro en el que está basado esta serie es el de Donald Whitney salió ayer en español. ¡Por fin! Te recomiendo adquirirlo aquí:

En el próximo artículo, comparto cómo llevar a cabo estas disciplinas.

¿Qué te parecen las disiciplinas espirituales? ¿Haz puesto alguna en práctica? ¡Comparte tu opinión en los comentarios!

Serie: Disciplinas Espirituales

Vida Cristiana

Serie: Disciplinas Espirituales

Soy MUY distraída. Si me pasa una persona por al lado, me suena el celular o un pajarito comienza a cantar, mi atención se divide. Incluso, para poder prestar atención en los servicios dominicales de mi iglesia, he tenido que sentarme en la primera o segunda fila y crear el hábito de escribir lo que voy entendiendo del sermón. Y es que como seres humanos tendemos a distraernos con cualquier cosa y más si se trata de nuestra vida cristiana. Pero en la Biblia, hay unas disciplinas que nos ayudan a mantenernos firmes en nuestro caminar diario.

¿Qué son las Disciplinas Espirituales?

Las disciplinas espirituales son aquellas prácticas que se encuentran en las Escrituras que promueven el crecimiento espiritual entre los creyentes en el evangelio de Jesucristo. Son hábitos de devoción, los hábitos del cristianismo experiencial que se han practicado por el pueblo de Dios desde los tiempos bíblicos.

¿Cuáles son las características de las Disciplinas Espirituales?

1) Personales e interpersonales: Es decir que hay algunas que practicamos solos y otras que se dan con otros hermanos en la fe. Por ejemplo: oramos a solas (disciplina espiritual personal) y oramos en la iglesia (disciplina espiritual interpersonal o congregacional).

2) Son actividades: Lejos de ser actitudes las disciplinas espirituales son cosas prácticas o cosas que haces. No son cualidades del carácter ni fruto del Espíritu. Por ejemplo leer la Biblia, meditar en ella, servir en la iglesia… Todas estas cosas que haces son disciplinas espirituales. Pero el objetivo de esto no es de simplemente hacer cosas, si no de ser como Jesús que será producto de estar con Él. Estas actividades son parte de un corazón motivado a ejercitarse en la piedad. (1 Timoteo 4:7).

3) Son bíblicas: Esto quiere decir que son prácticas que Jesús y sus discípulos llevaban a cabo, por lo que no son cosas particulares de cada cristiano. Por ejemplo ilustrar las escrituras es un hobby para mí, que me ayuda en el desarrollo de algunas disciplinas espirituales como leer la Biblia, meditar en ella y memorizarla, pero el ilustrarla no es una disciplina espiritual.

4) Son suficientes para conocer y experimentar a Dios y para crecer en el carácter de Cristo: La Biblia dice en 2 Timoteo 3: 16-17, que “toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, que el hombre de Dios sea perfecto y preparado para toda buena obra “, lo que incluye la buena obra de llevar a cabo el ejercicio de la piedad, la buena obra de crecer en el carácter de Cristo. Las Escrituras son suficientes para eso. Todo esto significa que ningún ser humano puede llamar disciplina espiritual a una práctica que no está en la Biblia pues si fuese necesaria para la madurez espiritual y el progreso en la santidad, habría sido inspirado en las Escrituras.

5) Son medios no fines: Al final, es decir, el propósito de la práctica de las disciplinas es la piedad. “Disciplinarse a los efectos de la piedad” (1 Timoteo 4: 7, NVI). Y lo que no son según Dios sólo porque ponemos en práctica las disciplinas espirituales. Ese fue el gran error de los fariseos. Se sintieron al hacer estas cosas que eran piadosos. No, son medios para la piedad. motivado con razón, que son los medios para la piedad.

En el próximo artículo, conoceremos cuáles son las Disciplinas Espirituales.

¿Te ha aportado algo este artículo? Si tienes alguna pregunta o comentario, no olvides ponerlo más abajo 🙂

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Pinea la imagen y guarda el artículo en Pinterest

12 versículos para cuando sientas que no puedes más

Vida Cristiana

12 versículos para cuando sientas que no puedes más

A veces quiero renunciar. Me siento como que estoy tratando constantemente de correr más rápido y ponerme en forma para correr un medio maratón en pleno verano.

Si eres honesto(a), podrás admitir que de vez en cuando te sientes de esa manera también. Ya se trate de una relación, un trabajo, un asunto del corazón, etc., esa sensación de simplemente tirar la toalla parece una gran solución, al menos temporalmente.

Cuando necesito la fuerza para seguir adelante, el mejor lugar al que puedo ir confiadamente es a la Palabra de Dios. Espero que si necesitas aliento en este momento, lo puedas hallar a través de estos 10 versículos de la Biblia.

Recuerda: Sigue adelante, sigue corriendo, sigue avanzando, sigue orando.

  1. Puedo hacer todas las cosas en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13
  2. ¿No te lo he ordenado yo? ¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el SEÑOR tu Dios estará contigo dondequiera que vayas. Josué 1:9
  3. Jesús le dijo: ¿No te dije que si crees, verás la gloria de Dios? Juan 11:40
  4. Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza. Efe. 06:10
  5. Oh SEÑOR, Dios mío, en ti me refugio; sálvame de todos los que me persiguen, y líbrame,
  6. Vendré con los hechos poderosos de DIOS el Señor; haré mención de tu justicia, de la tuya sola. Salmo 71:16
  7. Los que esperan en el SEÑOR renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán. Isaías 40:31
  8. No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos. Zac. 4: 6
  9. Dios es el que me ciñe de poder, Y hace perfecto mi camino. Salmo 18:32
  10. Estad quietos, y sabed que yo soy Dios; exaltado seré entre las naciones, exaltado seré en la tierra. Salmos 46:10
  11. «Echa sobre el Señor tu carga, y El te sustentará; El nunca permitirá que el justo sea sacudido.‭‭ Salmos‬ ‭55:22‬ ‭
  12. Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno pues tú estás conmigo, tu vara y tu callado me infunden aliento. Salmos 23:4

Si te vas a rendir, que sea ante el Rey de Reyes, Él es la única fuente de verdadera fortaleza.

¿Cuáles son los versículos que más te ministran cuando estás a punto de sacar la bandera blanca? ¡Compártelos en los comentarios!

Pin It on Pinterest