Vida Cristiana

Civil War: reconociendo mi necesidad de autoridad y unas cosas más. (Spoiler alert)

CIVILWAR-4😛 ALERTA: si aún no has visto la película Civil War, ve al cine y luego lee el post 😉

Ha pasado una semana desde que vi la peli y aún sigo pensando en ella. Tenía 3 semanas poniéndome al día pues no había visto Capitán América 1 y 2, ni Iron Man 2 y 3, ni Thor… En fin, sólo había visto las dos de Avengers y honestamente recordaba muy poco. Gracias a Dios por una amada amiga cinéfila 😛 que me mandó la lista de lo que debía ver para entender Capitán América: Civil War.

La anticipación, las preguntas… Tenía una gran emoción de verla y ahora que escribo esto, me pongo a pensar: ¿y si así lo hiciera para ir el domingo a la iglesia? ¿Cuán diferente pudiera ser mi vida espiritual si anticipara y me preparara con la misma vehemencia cuando se trata de Dios? Sin dudas son dos grandes preguntas en las que debo meditar… Pero bueno, en este artículo quiero compartirte algunas cosas que me confrontaron de tres personajes de la película. Y es que todo, absolutamente todo tiene una aplicación o enseñanza, y esta vez no fue la excepción:

  • Mi ego/orgullo (Tony Stark): Como saben, Tony Stark (AKA. Iron Man), en un hombre muy orgulloso. Su ego le ha hecho tomar muy malas decisiones en el pasado y eso le ha costado perder al amor de su vida (Pepper). Ahora, reconociendo que su ego está fuera de control, el entiende que debe tener alguna autoridad, alguien a quién rendirle cuentas. Y así mismo somos. El orgullo no nos deja pedir perdón, nos hace creer que somos mejores que los demás y nos impide poner nuestra mirada en las cosas que realmente importan.
  • Mi tendencia a defender lo malo (Cap. América): Seamos honestos, independientemente de la situación, Cap sabía que Su amigo Bucky era el autor de los crímenes. Aunque no estaba en “su sano juicio”, la responsabilidad de los actos cometidos seguía siendo suya. Y es que como bien dice el soldado de invierno: “No puedo confiar en mi mente”, sencillamente porque el pecado y la maldad que hay en nosotros, nos llevan a hacer lo malo y a defenderlo. Esa es nuestra naturaleza caída.
  • La venganza te consume (Zemo): El  ha pasado años de su vida estudiando a los Avengers. Día tras día meticulosamente, estudiaba el carácter de cada uno para buscar su punto de quiebre (hay que destacar la paciencia del hombre ¿verdad?). En fin, desperdició todo ese tiempo acumulando amargura en su corazón, solo para vengarse de ellos y destruirlos. Al final sólo puede reconocer lo miserable que ha sido y termina queriendo suicidarse. Pero bien lo dice la Biblia: “Mía es la venganza, dice el Señor” (Romanos 12:19). Y es que cuando tomamos venganza en nuestras manos, es como tomar veneno y esperar a que el otro muera. Lo único que logramos es desgastarnos, desenfocarnos y dejar que nos consuma.

TENGO NECESIDAD, MUCHA NECESIDAD

Todo esto me ha llevado a reconocer una y otra vez que tengo necesidad de muchas cosas, de arrepentirme diariamente, de practicar la gracia y la misericordia, de ser intencional en buscar de Dios… Pero estas 3 están retumbando fuertemente en mi corazón:

  • Necesito la autoridad de Dios: Durante la época de los Jueces, el pueblo de Israel experimentó problemas debido a que cada uno era su propia fuente de autoridad y actuaba de acuerdo a lo que pensaba que era correcto lo que produjo enormes consecuencias. Este mundo es igual, pues cuando las sociedades se autodeclaran autoridad sin contar a Dios y cuando las personas usan esa autoridad para satisfacer sus propios deseos egoístas, todos pagamos el precio. Lo vimos claramente en la película, pero en la Biblia también hay ejemplos de hombres como Gedeón, Jefté y Sansón realizaron hazañas heroicas, pero sus vidas estaban muy lejos de convertirlos en héroes. Y es que para convertirnos en verdaderos héroes, tenemos que batallar diariamente en el trabajo, casa, iglesia y sociedad, teniendo como armas los valores morales y sobre todo la Palabra de Dios. Ahora bien, ¡El mundo sería un caos total si no existiesen Presidentes, leyes y reglas que cumplir! Como bien dice Romanos 13:1, debemos someternos a las autoridades. Pero la Palabra de Dios también es exacta cuando dice que Él es el Rey de Reyes y Señor de Señores. Si, es necesario el sometimiento a las autoridades terrenales, pero siempre reconociendo que Él la suprema autoridad y el único Rey sobre todas las cosas.
  • Necesito rendir cuentas: Una de las cosas más maravillosas que me han sucedido en los últimos dos años, es poder estar en un grupo de amigas que intencionalmente, buscamos rendirnos cuenta una a la otra de manera constante. Siempre tienendo en cuenta que primero Dios ya sabe todo lo que hemos hecho y que ante Él rendiremos cuentas de todo haya sido bueno o malo (2 Corintios 5:10). La rendición de cuentas no sólo me ayuda a mantenerte firme (Romanos 14:12-13), si no que me mantiene alerta y vigilante ante el pecado.
  • Necesito más de Cristo: Cada día que pasa me convenzo más y más de que lo necesito más que al sol. Necesito vaciarme de mí misma y llenarme de Él para poder quedarme arraigada a la roca firme. Y esto lo consigo sólo a través de Su Palabra y una vida íntima de comunión con Él, Sólo así podré estar cada día más lejos de mi pecado, de mi orgullo y mi atracción por lo malo y más cerca de Él, un paso más a tener Su carácter.

LA CIUDAD DE DIOS

Todo lo que sucede en la película, se debe a que el Estado y las Naciones Unidas han entendido que los Avengers han causado demasiado daño colateral mientras luchan por un mundo mejor. Pero debemos reconocer que ni súper humanos, ni súper máquinas podrán hacer esto posible. Sólo hay una ciudad en la que se podrá vivir en plena libertad, sin llantos, sin dolor, ni guerras ni necesidad alguna. Por que será gobernada por el Rey de Reyes y Señor de Señores. En esta Tierra no hay NADA ni NADIE que nos de paz. Vivimos en un mundo caído y sólo cuando Cristo regrese en gloria a buscar a Su pueblo, entonces viviremos en esa ciudad donde hay descanso y gozo por la eternidad.

Y tú, ¿viste la película? ¿Encontraste algo que te confrontara? ¡Compártelo en los comentarios!

Hija de Dios por gracia y con una pasión por ayudar a jóvenes a lidiar con temas importantes de la vida cristiana y a compartir su fe en Cristo a través de las Redes Sociales. Actualmente forma parte del ministerio Integridad y Sabiduría manejando las redes y el website de la Iglesia Bautista Internacional, donde también sirve en el ministerio de adolescentes PaNaS.

  • Francina Herasme

    Me encanto, gracias por poner en perspectiva los escenarios de esta película!!!

Pin It on Pinterest