Dejando a un lado el hecho de que apoyo que haya un día para celebrar más públicamente y honrar a las mujeres, hay una razón no bíblica detrás de todo esto. El hecho de que las mujeres quieran ser tratadas como iguales a los hombres, quiere decir que sus roles y responsabilidades deben ser intercambiables; y esto no es lo que La Palabra de Dios nos enseña.

Hay muchísimos recursos en Aviva Nuestros Corazones, Desiring God y Coalición por el Evangelio que explican acerca del rol del hombre y la mujer. Pero la intención de este pequeño artículo es recordarte que el hecho de que todo el mundo lo haga no quiere decir que sea correcto, o en este caso, bíblico. La realidad es que no necesitamos que las mujeres sean más como los hombres o viceversa, necesitamos hombres, radicales, contra-culturales y mujeres que amen y se deleiten con en el diseño de Dios para ellas.

La igualdad no se logra con la neutralización de los roles masculinos y femeninos. Las mujeres no necesitamos ser iguales a los hombres para que se de la igualdad. Así que en este Día Internacional de la Mujer, te animo celebrar abrazando y deleitándote en lo que significa ser una mujer virtuosa, y a los hombres les animo a reconocer, honrar y amar a sus madres, esposas e hijas.

¡Felicidades mujer!

Author: Masiel Mateo

Hija de Dios por gracia y con una pasión por ayudar a jóvenes a lidiar con temas importantes de la vida cristiana y a compartir su fe en Cristo a través de las Redes Sociales.

Actualmente forma parte del ministerio Integridad y Sabiduría manejando las redes y el website de la Iglesia Bautista Internacional, donde también sirve en el ministerio de adolescentes PaNaS.