joven, cristiana y soltera en el día del amor y la amistadEres joven, cristiana y soltera como yo, te comparto mi reflexión acerca de qué podemos hacer en este maravilloso tiempo que Dios nos regala.

Cuando amas o aprecias a alguien, cada día se lo demuestras con una llamada, un mensajito, un detalle… En fin, con algo que le agrade. Pero desde los años 500 d.C, es una “tradición” comprar flores, chocolates, peluches gigantes, tarjetas y miles de artículos que, de una manera u otra, “afirman” que amas a una persona.

Pero mi intención no es hacer un post acerca de que si debemos o no celebrar San Valentín o el día del amor y la amistad. Creo que como en ocasiones anteriores he dicho, es la motivación y la intención de nuestro corazón la que cuenta y la que vale y, aunque todos los días debemos mostrarle amor a nuestros seres queridos, no encuentro que celebrarlo con el resto del mundo esté mal. Ahora bien, lo que no podemos hacer es usar como excusa la festividad para dar paso a las cosas que sabemos que están mal como tener sexo fuera del matrimonio, salir con una persona porque no tienes con quien pasar el día o celebrar el “amor” de parejas del mismo sexo, cosas que son muy comunes hoy en día especialmente en esa fecha.

Y eso es exactamente lo que debemos evitar para que podamos cumplir con el mandato que encontramos en Proverbios 4:23:

Con toda diligencia guarda tu corazón, porque de él brotan los manantiales de la vida.

Estas son 3 cosas que puedes evitar hacer en esta fecha para guardar tu corazón:

1. Evita la decepción: Se acerca el día. Todas tus amigas casadas o con novio te cuentan de sus planes para la fecha y hasta te piden ayuda. En tu cabeza comienzas a imaginar que existe un chico misterioso que ese día te mandará un ramo de flores con besitos de Hershey´s, bombones y una carta declarándote su amor. ¡NO! No amada hermana. Suponer es la antesala a la decepción. Llegará el día, no recibirás nada y al final estarás con una carota en tu trabajo, casa o universidad, sintiéndote mal por algo que tu misma buscaste, por algo que no iba a pasar. Si no conoces de alguien que esté interesado, que haya sido intencional y te haya hablado directamente y con las intenciones bíblicas correctas, no esperes nada especial de un chico el 14 de febrero. Recuerda: [Tweet “Un chico es sólo tu amigo y hermano en Cristo hasta que se demuestre lo contrario ;). “]

2. Evita la depresión: Desde ya estás comprando las palomitas, los helados, toppings, chocolates, sodas y demás cosas que necesitarás para pasarte esa noche viendo las películas más románticas de todos los tiempos y usando los tan horribles hashtags “#ForeverFat” y “#ForeverAlone”… ¿En serio? De los hashtags hablaremos en otro artículo, porque lo más importante aquí es tu corazón. ¡Cuídalo! No te expongas a ver todas estas historias de amor eterno que Hollywood nos vende como perfectas. ¡La vida real no es así! Si es cierto que el amor es hermoso y todo lo puede como dice 1ra de Corintios 13, pero las relaciones cristocéntricas toman tiempo y mucho trabajo. Además, pasarte la noche llorando y comiendo comida chatarra no es sano por lo que tampoco cumplirás con cuidar el templo del Espíritu Santo.

3. Evita la tentación: El video publicado por el blog Joven Verdadera en el día de ayer es uno que no puedes dejar de ver. En el, Betsy nos enseña cómo podemos evitar “darle alas” a un chico cosa que en un  momento de vulnerabilidad como lo es San Valentín, puede terminar mal. ¡Míralo aquí!

Pero la cosa no queda ahí. Por aquí te dejo 4 cosas que puedes hacer para que pases ese día en pleno contentamiento:

1. ¡Ora! Designa unas oras al día en esta semana y del 14 para ir ante la presencia de Dios y descargar en el trono de la Gracia todas tus ansiedades, inseguridades, preguntas sin respuestas y tu corazón. Sólo allí te sentirás realmente amada, pues sabrás que tu Creador, el mismo que hizo los cielos y la Tierra te escucha, te consuela y te da paz que sobrepasa todo entendimiento.

2. Ora para que Dios haga de ti una mujer piadosa: Así como esperas pacientemente que Dios en Su tiempo te permita conocer al hombre que Él ha diseñado para ti (piadoso, cristiano, fiel siervo de Jesucristo), así mismo Él está esperando y orando por una mujer piadosa, virtuosa y sierva de Cristo; y eso sólo será forjado en ti a través de la oración y el estudio de Su Palabra. Es muy probable que aún hayan áreas que Dios esté moldeando e tu carácter para luego darte la bendición del noviazgo que esperas y que este sea como Él lo ha instituido.

3. Ora por tu futuro esposo: Si, pídele al Dios que lo moldee, que lo proteja, que guarde su corazón, que sea un hombre agradable ante Su trono, que sea un siervo suyo y que lo ame más a Él que a ti.

4. ¡Haz una noche de chicas!: Una manera súper divertida de pasarla esa noche es con tus hermanas y amigas en Cristo. Pueden orar juntas, compartir sus testimonios, hacer palomitas, ver una divertida comedia, pintarse las uñas… En fin, ¡pasar una divertidísima noche agradeciendo a Dios por tener amistades que te acercan a Él!.

Sé que se necesita oración constante para llevar nuestros pensamientos cautivos a la obediencia en Cristo, y nuestra carne hace mucho más fácil el pensar estamos olvidadas o que somos menos valiosas simplemente porque estamos solteras. Pero recordar que Dios es realmente la máxima recompensa que tendremos en la vida, no un hombre, no una relación, ni un matrimonio, es motivo suficiente para agradecer y contentarnos en esta hermosa etapa.

Recuerda esto:

“La vida no empieza cuando tienes novio o cuando te casas. ¡Esta es tu vida! Este es el momento en el que Dios te tiene por una razón y con un propósito. Una vez entiendes que Dios es quien orquesta todo lo que sucede en tu vida entenderás que nunca encontrarás felicidad en vivir esperando lo que pueda suceder”.-

¿Qué vas a hacer este 14 de febrero? ¿Crees que hay alguna otra actividad que podamos hacer como chicas cristianas? ¡Comparte tu opinión en los comentarios!


¿Te gustó el artículo y crees que puedes recomendárselo a otra persona? Pinéalo en tus tableros de Pinterest para que no se te olvide.

Author: Masiel Mateo

Hija de Dios por gracia y con una pasión por ayudar a jóvenes a lidiar con temas importantes de la vida cristiana y a compartir su fe en Cristo a través de las Redes Sociales.

Actualmente forma parte del ministerio Integridad y Sabiduría manejando las redes y el website de la Iglesia Bautista Internacional, donde también sirve en el ministerio de adolescentes PaNaS.

  • Karen

    Muy bueno el artículo, lamentablemente me identifiqué con algunos puntos plasmados aquí jeje. Pero Fiel es Dios que no nos deja vivir en el error

    • Amén Karen, así es. Por Su misericordia y su infinita gracia Él nos ayuda no sólo a ver el error, si no a corregirlo. ¡Dios te bendiga!