El soltero se preocupa por las cosas del Señor, cómo puede agradar al Señor; pero el casado se preocupa por las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer, y sus intereses están divididos. Y la mujer que no está casada y la doncella se preocupan por las cosas del Señor, para ser santas tanto en cuerpo como en espíritu; pero la casada se preocupa por las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido. 1 Corintios 7:32-34

Ya no se pregunta por el novio. Es como si por “default” ya tienes lo tienes y debes casarte. O no se si es que usan un tipo de “psicología inversa” para dejarte dicho que si no tienes el novio debes tenerlo y posteriormente (sin esperar mucho tiempo) casarte. PUNTO. En mi caso, el 80% de mis amistades están casadas y con hijos. Creo que esa es la razón principal por la que todos a mi alrededor me hacen la famosa pregunta del millón.

Creo que sabes a qué me refiero. Son mil quinientas setenta y cinco veces que en un mes me preguntan: ¿dime Masiel, ya te casaste?, en especial quienes tienen mucho sin verme. Es como si lo mejor que me pudiera pasar en la vida es contraer matrimonio. Así estamos. Hemos llegado al punto de creer que el “mejor estado” de la mujer es el de casada.

OJO, no quiero decir con esto que sea malo casarse o que no deseo hacerlo algún día y si es voluntad de Dios. Sólo entiendo que lo que la cultura y el mundo nos venden hace más mal que bien, pues las jóvenes adultas de hoy en día viven en un “ajoramiento” (dominicanismo que traduce a afán de vida), creyendo que no están haciendo las cosas bien o porque, en su defecto, ellas no son lo suficientemente buenas o bonitas como para encontrar esposo.

Ahora bien, ¿dónde quedará Eclesiastés 3:1-8 cuándo las personas hacen esa pregunta? Hay tiempo para todo, ¡hasta para morir! Entonces, ¿cuál es el afán? Hay tantas cosas que amar y disfrutar de la soltería que por la presión que la sociedad nos impone, estamos perdiendo y cuando pasen los años vamos a desear volver el tiempo atrás.

Entonces amada joven que me lees: ¡AMA TU SOLTERÍA! ¡Si! Ámala, disfrútala y entrégale este hermoso tiempo a Dios para que Él moldee en ti la mujer virtuosa de proverbios 31. No sólo para que seas una buena esposa, si no para que seas primero una mujer que viva para la gloria de Dios lo que se traducirá en una buena hija, esposa, madre y abuela. La mejor parte de estar soltera es el poder servir a Cristo en el ministerio y no hay mayor deleite que ese.

Una vez pongas tu mirada en la cruz y tu mente y tu corazón en las Sagradas Escrituras, entenderás que:

  1. No hay una hoja de un árbol que caiga si no es porque así Dios lo permite. Imagínate entonces cómo es Dios contigo y todas las áreas de tu vida.
  2. La soltería no es mala. Mientras lo veas como que algo te falta y que no estás completa, estarás siempre “miserable”. Lo único que necesitas en la vida para ser realmente feliz y sentirte plena y completa es Cristo. ¡Sin Él nada te llenará, ni un novio lo hará!
  3. Tu tiempo es valioso: Es increíble la cantidad de cosas que podemos hacer: Leer un buen libro, servir en la iglesia, salir con nuestros amigos al cine, disfrutar de la playa cuando queremos…  ¡Agradece a Dios y disfruta cada etapa de la vida que Él en Su infinita gracia te permite vivir!

Son tantas las cosas que quisiera decir acerca de este tema que a veces se me cruzan las palabras. Es mi oración que Dios ilumine y guíe a cada mujer soltera que anda por ahí sin esperanzas, que todas puedan ser llenas de su Espíritu Santo y que puedan entender que ¡CRISTO ES SUFICIENTE!

¿Cómo cambia esto tu punto de vista acerca de la soltería? ¡Deja tu opinión en los comentarios!


¿Te gustó el artículo y crees que puedes recomendárselo a otra persona? Pinéalo en tus tableros de Pinterest para que no se te olvide.CRISTO

Author: Masiel Mateo

Hija de Dios por gracia y con una pasión por ayudar a jóvenes a lidiar con temas importantes de la vida cristiana y a compartir su fe en Cristo a través de las Redes Sociales.

Actualmente forma parte del ministerio Integridad y Sabiduría manejando las redes y el website de la Iglesia Bautista Internacional, donde también sirve en el ministerio de adolescentes PaNaS.

  • Cierto!!! Cuando te preguntan si tienes novio o si ya te casaste a veces te hacen sentir o la patito feo o bien la chica que solo espera su príncipe azul. Después cuando me case empieza la pregunta y cuando van a tener hijos??? Y luego los tienes y preguntan cuando el hermanito?? Tengo una sola hija de 9 años y es la pregunta del momento.